“Porque los hombres aman a las cabronas” de Sherry Argov.

Home  >>  Pura Saablama  >>  “Porque los hombres aman a las cabronas” de Sherry Argov.

“Porque los hombres aman a las cabronas” de Sherry Argov.

27
Oct,2015

0

¿Por qué? Repito, ¿por qué? No, es coña. Porque en realidad tengo sentimientos encontrados con este libro. 

Todo parte de que mis compañeras del gimnasio han estado hablando durante las últimas semanas de este libro de Sherry Argov. La verdad que a mí no me despertaba ninguna emoción personal leerlo porque soy de esas personas que no creen en las etiquetas, y éste libro desde el título es todo él una etiqueta. Pero la gota que colmó mi vaso es que Serena, la eterna soltera, la ‘quiero un novio pero no encuentro a nadie a la altura cuando me pongo blanda’ se ha echado un novio después de leerse este libro y convertirse en una cabrona. Y claro, a mí, a la mega Sara curiosa le ha podido la presión social y se ha leído el libro. 

¿Cómo puede un libro lleno de etiquetas generalistas ‘ayudar’ a la gente? No estoy criticando el libro, respeto a la autora y a los lectores, pero me tienen noqueada el más allá, el: ‘a mí me ha funcionado.’ ¿De verdad funciona?

Pues como no es lo mismo contarlo que vivirlo, me he pasado 4 tardes leyendo el libro “Porque los hombres aman a las cabronas”  de Sherry Argov. 

Lo que está claro es que partimos de la base de que los hombres (y las mujeres) tratamos de modificar los parámetros del otro y que ese es el problema más profundo que puede ser la causa más profunda de ruptura. Eso es lo que nos cuenta el libro en las primeras páginas para, pocas palabras después, decirnos: Cambia tú, que eres buena y tonta, por mala y lista antes de que te cambien los demás. WTF. WHAT_THE_FUCK. 

¿Qué es ser una cabrona? Algo nada nuevo. Esto viene de nuestras abuelas y bisabuelas (gracias mamá por hacerme mujer independiente) que nos animaban a nunca rogarle a un hombre porque si no él pierde el interés y entonces desaparece, ser una mujer decente. En cambio, se entiende por ser una cabrona una mujer independiente, que se quiere, se respeta y que ve a los hombres como un complemento a su vida y no una necesidad. 

A las mujeres que dejan de lado su vida por convertir en el centro de su existencia en el 2015 no las llamamos mujeres decentes, les llamamos GILIPOLLAS. Que valoran más la independencia, la seguiridad y la autoestima de otros más que la suya misma. Porque además los hombres (habla mi yo más hombre) se cansan de mujeres que dependen de ellos para todo (y no estoy hablando económicamente), ellos se mueven por el instinto, la emoción de la conquista. Lo que viene siendo, la mujer independiente y segura, perdón, la cabrona que se define en el libro. 

Después de leer el libro me he sentido cansada. Y no de ser una cabrona y estar orgullosa de ello, si no por pensar en todas esas mujeres ‘buenas’ y la pereza y el DESCOLOQUE que les tiene que suponer pasar de ser una buena mujer a ser una cabrona de un día para otro. Espera, ¿es que no deberían serlo ya? Y no voy a hablar de que el machismo existe porque lo alimentan las mujeres machistas, porque este año son 40 las mujeres asesinadas por sus parejas y exparejas y me parece una falta de respeto, y ME MUERO DE TODO EL ASCO. 

Contestando pues a la pregunta de si los hombres nos preferís cabronas, es posible que lo que buscan sea esa mujer independiente, segura de si misma, buena madre, compañera, trabajadora, tía buena, que le diga que sí a todo y que al poder ser deje el amor de lado, porque ¿para eso somos amigos no? O espera, ¿no es eso lo que también queremos las mujeres? ¿No será que somos tan independientes que no vemos más allá de nuestro propio ombligo?

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *