No cuestiones el amor por un mensaje de Whatsapp. O por cien.

Home  >>  Romántica Autodestructiva  >>  No cuestiones el amor por un mensaje de Whatsapp. O por cien.

No cuestiones el amor por un mensaje de Whatsapp. O por cien.

22
Feb,2016

0

Lo más duro de una borrachera un sábado cualquiera, que no tuvo nada en especial, es comprobar, el domingo, los Whatsapps que enviaste. Yo por eso ayer agradecí quedarme a dormir en casa de una amiga que no tenía un cargador de móvil que me sirviera así que hasta anoche, no fui consciente de lo gilipollas que soy. Pasé las dos resacas por separado, y me sentí mucho mejor. Creo. 

Todo empezó el viernes, mi fin de semana se preveía laboral, pero el sábado a las 20h tenía tan pegadas las lentillas a los ojos o al ordenador, no sé, que cogí el móvil y me uní al plan de mis amigas. Al mismo que 24h antes había dicho que no. Total, que me duché y me puse mona, y me seguía sobrando tiempo, así que yo que soy muy de ordenar lo ordenado cuando estoy aburrida, me puse a ordenar las fotos del iphone que estaban en modo random en mi disco duro. Y allí estaba la foto, un pantallazo que había hecho, como hace un año de una conversación de Whatsapp que le quería enviar a mis amigas. Dios, lo vi y pulse DELETE sin pensar, es que me quemaba la vida cuando leí aquello. Eran tan 2015 que me sentí demasiado vieja. 

A las 4 horas de aquello, habíamos cenado, reído y tomado algún que otro Jagër de más, así que yo, que no tengo nada para callado, con todas mis ganas, cogí mi móvil, busqué el contacto del pantallazo y escribí. EN QUE PUTA HORA. No es que escribiera eso, es que eso es lo que pensé justo de guardar el móvil en el bolso. Pero ya no era razonable, si es que lo he sido en algún momento, y volví a sacar el móvil del bolso, y allí estaba la respuesta. Esto se repitió durante media hora. 

¿Qué nos vuelve tan gilipollas de mandar estos mensajes de lo que te vas a arrepentir 24h después? ¿Podemos poner de excusa al alcohol o a las ganas? Sean buenas o malas. Si no me hubiera bebido 3 chupitos seguidos, ¿habría enviado esos mensajes? Pues seguramente no, para que nos vamos a mentir. 

Pues solo puedo llegar a una conclusión: Soy una cobarde por no mandar a la mierda en condiciones normales. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *