La teoría de los 1.416 días.

Home  >>  Pura Saablama  >>  La teoría de los 1.416 días.

La teoría de los 1.416 días.

9
Abr,2015

0

Éstos últimos días de fiesta los he pasado con mis amigas. Básicamente porque hacía mil que no nos veíamos todas, y también porque pronto es mi cumpleaños, y tengo que celebrarlo con ellas. Hacer un Pre y un Post, claro, que es como mejor se pasa todo. Sobre todo cuando empiezas a hacer ‘casi 30’. 

Creo que estábamos sentadas en la primera terraza de nuestro periplo hostelero cuando dije por primera vez: ‘En 10 días voy a hacer 27 años.’ Y como no podía ser de otra manera, la tres espetaron a la vez: ‘qué pesada eres, que ya lo sabemos. Que porque estés un minuto sin decirlo no se nos olvida’

Y tengo que reconocer que sí, que soy un poco pesada con el tema. Pero, ¿y qué? Me hace ilusión, además ésta vez tenía preparada una buena respuesta. Y las dejó atónitas a todas. Menos a Cheti, que ya me lo ha escuchado como chocomil veces. 

– Vale, soy una pesada. Pero este año con motivo, porque voy a empezar a vivir mi momento según la teoría de los 1.461 días. 

Y ellas que me quieren, y me soportan mucho, escucharon atentamente. 

La teoría de los 1.461 días dice que cuando cumples los 27 años empiezan los 1.461 días mejores en la vida de cualquier persona. Porque tienes que vivir 26 años completos para darte cuenta de que la vida es eso, y tienes que aprender a disfrutarla y no solo a quejarte. Jamás estarás más guapa, ni tendrás tanto tiempo, ni dinero, para ti misma, ni querrás follar con tantos hombres, ni tantos hombres querrán acostarse contigo, tienes 1.461 días para salir cada sábado como si fuera el último, para enamorarte cada mes de verdad, y cada día en el Metro, para besar apasionadamente, para ponerte uno de esos crop top de Zara y que te quede mejor que a tu prima de 17. Por qué al final nos pasamos 26 años de nuestra vida aprendiendo para disfrutar estos 1.461 días antes de que las responsabilidades no hagan más que pesar. 

Como podéis suponer, cuando acabé de pronunciar esas palabras, ninguna estaba de acuerdo. Una porque aún no sabe de lo que hablo cuando digo 27, otra que dice que es feliz pero que cada día no ve fuegos artificiales, y a otra que ya se le acaban, y les da un notable alto, como al resto de su veintena y como espera que siga la treintena.

La verdad que yo no sé que pensar, pero para ser una antiteorías, ésta me la creo bastante. No sé si será porque me ilusiono hasta con gusanito, pero tengo ganas de probar e ir tachando. Y cagarme en Dios o reír a carcajadas cada día, como llevo haciendo 26 años

¿Vosotros que pensáis? Nosotras, que nos reímos de la vida cada día:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *