Dejar de amargarse… para imperfectas.

Home  >>  Romántica Autodestructiva  >>  Dejar de amargarse… para imperfectas.

Dejar de amargarse… para imperfectas.

20
Dic,2014

0

– Tengo que deciros una cosa.

– Que quieres a N.

– No, imbécil. Bueno sí, pero es otro tema. Tengo que pediros consejo sobre una cosa.

– Espero que sea importante y conciso, que se acaba la publicidad de GH.

– ¿Podéis leer esta carta?

Y así, niños, es como empieza una noche larga, nada silenciosa y sobre todo nada épica, pero decisiva.

Había quedado a cenar con mis amigas en casa de Efi porque ya llega la Navidad, y aunque nosotras no somos nada de esas cosas, nos juntamos para lo que sea. Mientras iba caminando, que casi me cruzo media ciudad, fui dándole vueltas a la idea de hablarles de M. Hasta ahora me lo había guardado, no por todo. Si no por nada. Me explico. Por NADA, no hay nada que le tenga que contar de él, no más que hemos conectado, pero que no estamos en situación. Bueno, él. Bueno lo que sea. Pero la verdad es que mi actuación de los últimos días me estaba pesando como losas y no me estaba gustando nada, y necesita desahogarme, aunque fuera un poco. Y aunque fueran medio verdades lo que me atrevería a decir.

– Huye. 

– Corre.

– Este tío es gilipollas y piensa que tú te has caído de un árbol. 

– No puedes ser tan inocente. 

Y os podéis imaginar el resto de cosas que me dijeron.

– A ver, entonces, que yo me aclare… Tiene novia, pero según esto cree que está enamorado de ti, pero te ha dicho que te vayas por donde has venido, ¿no?

– Y0 desde que he leído que no lo dejaría todo por ti, he perdido el interés. ES GILIPOLLAS. Y tú deberías saberlo más que nadie…

– ¿Y ahora, aunque te ha dicho eso no te deja en paz no?

Me callo, o digo muy por lo bajini, que no dejarnos en paz es un poco de los dos. Aunque es un poco más su culpa. O mía, qué coño, que no me atrevo a hacer block. A hacerle block en mi vida a todo. ¿Y por qué? Os preguntaréis… Pues no tengo ni la menor idea. Preguntadle a la Diosa que llevo dentro.

– Quiere que seas la otra. La otra, y tienes 26 años. ¿La otra? Que leches. No te quiere para nada. Solo para que estés y que le des seguridad. Y pues que se la dé su puta novia. 

– Si no lo deja todo por ti, no es él. Por mucho que hayáis conectado. Seguramente haya conectado con unas cuantas a la vez que contigo. 

– No puede decirte hasta aquí, como dice claramente en la carta, y volver, a lo que sea que vuelva.  Y si vuelve, no le dejes, tienes que pensar en ti. Follátelo si quieres, pero por ti, no por él. 

– QUE LE DEN POR EL CULO. Venga, y callaros que va a empezar ya.

Y en lo que Paula ganó GH, yo razoné, y me lo saqué de la cabeza.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *